Search
Close this search box.

La interoperabilidad como habilitador de experiencias sobresalientes

La interoperabilidad es un atributo cada vez más demandado y utilizado por las organizaciones sin importar su sector, tamaño, objetivos, tipos de datos, localización, etc.
interoperabilidad-experiencia

¿Por qué cada vez más organizaciones buscan ser interoperables?

Para entender la razón detrás del aumento en su uso, es importante comenzar por entender su significado. La interoperabilidad es la capacidad que tienen distintos sistemas o plataformas para intercambiar información, sin fricciones y de manera automática, lo cual implica importantes retos técnicos y conceptuales.

 

Para que la interoperabilidad suceda, se requieren estándares, protocolos, tecnología y una arquitectura de datos que facilite el intercambio, si bien la planificación y construcción de la infraestructura requiere conocimientos técnicos y de concepto, la operación tiene menor intervención humana, lo cual minimiza posibles errores y maximiza recursos como tiempo y presupuesto.

 

La interoperabilidad no solo brinda mayor eficiencia en los procesos internos de las organizaciones, también permite entregar mejores experiencias a los usuarios finales (clientes, pacientes, ciudadanos, internautas… como sean nombradas las personas de acuerdo a la organización con la que interactúan), gracias a que la comunicación en tiempo real que se genera entre los sistemas reduce los silos de datos y beneficia una comprensión común de la información.

Experiencias más eficientes y sobresalientes para el sector salud

Aunque la interoperabilidad no es exclusiva de un sector, un caso de uso en crecimiento es en salud. Esto es porque permite que un paciente pueda transitar entre distintas entidades del ecosistema de salud: centros médicos, laboratorios, especialistas, sin tener que volver a exponer su caso desde cero. De este ejemplo, se desprenden los expedientes y registros electrónicos médicos como un conjunto de datos sensibles del que cada paciente es dueño. Tan importante es contar con los registros electrónicos, como garantizar la seguridad de los datos y que el paciente sea el único que decide sobre ellos. Estos registros se están convirtiendo en la forma de agilizar procesos de atención médica en varios países. La revolución en la atención y cuidado de la salud implica estándares (como HL7 FHIR) que están siendo adoptados rápidamente por sectores completos.

 

Un paciente que cuenta con todos sus datos médicos y puede compartirlos con quien desee, en el momento que desee, siempre en un marco de ética y privacidad significa una nueva era para la salud y muchos otros sectores. Es ahora la persona (cliente, paciente, ciudadano, internauta) quien tiene el poder de decisión sobre de su información, mismo que parecía disminuido hace algunos años cuando se trataba de exposición a anuncios publicitarios. Los avances en tecnología, regulaciones y comprensión del tema han empoderado a los usuarios.

Retos de la interoperabilidad

Los principales retos en la interoperabilidad son: la gran cantidad de datos a manejar, la aplicación de estándares de acuerdo al sector, la tecnología disponible, la escalabilidad del uso de datos y, desde luego, la privacidad. A pesar de ello, las ventajas de poder simplificar procesos e identificar usuarios para brindarles mejores experiencias parecen mayores y un camino que las organizaciones tienen que tomar ya sea por elección o por presión regulatoria o del mercado.

 

Si busca ser una organización interoperable, en Siftia podemos ayudarle, ya sea que está comenzando el camino o que ya ha recorrido y experimentado desafíos. Permítanos escucharle y abrir la conversación.